martes, 31 de mayo de 2011

I was a dreamer

La canción en sí misma, quizás no habría llamado mi atención por sí sola. Pero como siempre pasa con la música, cuando viene asociada a recuerdos se hace más fuerte, más linda, dolorosa, divertida o simplemente relajante... Esa curiosa capacidad que tienen unas sencillas notas al inicio del tema de transportarnos al momento en que empezó a significar algo más en nuestra vida. En este caso el enlace de sensaciones es aún más curioso, ya que Distant Dreamer, es la canción de la que hablo y se escucha al final del capítulo 7 de la sexta temporada de The L word, mientras Alice y Tasha bailan juntas. Esa escena siempre me ha conmovido hasta la médula, precisamente porque me recuerda a mi propia experiencia con Sofía. Por tanto, para mí Distant Dreamer es la época en la que yo creía que podía tirar sola de una relación. La época en la que el miedo a perder la amistad de una chica que lo era todo para mi, me impedía ser fuerte y romper con algo que ya estaba roto. Me transporta a esa noche en la que tras cenar con unas amigas, estuvimos ella y yo horas hablando en el coche sobre lo que era mejor para nosotras, y finalmente decidimos que ser pareja no era una opción; a los abrazos dolidos, las palabras no pronunciadas pero dichas con la mirada, los "te quiero pero esto no funciona".
Estar con alguien diferente a ti no es el problema. El problema está en la diferencia de situaciones sentimentales, por así llamarlas.
Con Aliuj, esto no es un conflicto... Cada segundo es maravilloso siempre, incluso cuando discutimos. Pero a ella no la asocio con esta canción, así que de eso me encargaré en otro post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada